domingo, 15 de enero de 2017

Lectura de poemas en Madrid

Este viernes estaremos en Madrid con motivo de la lectura de poemas que ofrecerán Lurdes Martínez, Julio Monteverde e Ina Olvera en Nosaltres (C/ Esperanza 5, Lavapiés, Madrid).

Aquí os dejamos la nota y el cartel por si queréis contribuir a la difusión.

*

El próximo viernes 20 de enero a las 19:30 tendrá lugar una lectura de poesía de Lurdes Martínez, Julio Monteverde, e Ina Olvera, que presentarán sus poemarios publicados en la editorial Sol y sombra: La huella termita, Las hojas rojas, y Relámpagos raíces. El acto será introducido por Eugenio Castro, y contará con la presencia de los editores Alba Pascual y Noé Ortega.


Sol y sombra es un proyecto editorial independiente y autogestionada que tiene el humilde objetivo de poner a disposición de los autores un medio para publicar poesía alejado de todos los convencionalismos, renuncias, y miserabilismos que por desgracia envuelven buena parte de una actividad que debería ser (y así lo creemos firmemente) un medio de liberación, de experimentación, y de maravillamiento. Esta pequeña editorial nació en Santander en 2012, y acaba de recalar en Donostia después de haber pasado por Rennes. Enmarcado de alguna manera en la tradición del fanzine y de la autoedición de poesía, Sol y sombra ha tenido desde sus comienzos una vocación artesanal y el propósito de ofrecer una edición cuidadosamente elaborada, con la huella personal de los editores y de los autores que nos acompañan en esta aventura.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Fotografías de la lectura en Gil

Ayer fue un placer contar con la presencia de Patricia Fernández y de Eugenio Castro en la librería Gil de Santander. Pudimos disfrutar de la lectura de sus poemarios El bioma de los muertos y Las insomnes, y compensar con creces el hecho de que no pudieran participar en persona en la presentación que hicimos en su día con Carmen Crespo.

Muchas gracias a todos los asistentes, y a Jara Pascual por estas fotografías estupendas.





sábado, 12 de noviembre de 2016

Lectura de Patricia Fernández y Eugenio Castro en Santander

Tenemos el placer de invitaros a un recital de Patricia Fernández y Eugenio Castro, que leerán poemas de sus plaquettes El bioma de los muertos y Las insomnes publicadas en Sol y sombra. La lectura tendrá lugar en la librería Gil este sábado 19 de noviembre a las 13:00. Esperamos poder veros allí y compartir el vermú de después.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Alfonso Gálvez: Nictálopes

Al fin podemos compartir con vosotros la nueva publicación de Sol y sombra: Nictálopes, de Alfonso Gálvez. Se trata del primer poemario que hemos editado en San Sebastián, ciudad a la que se ha trasladado Sol y sombra recientemente, lo que nos ha ocasionado una breve pausa en nuestra actividad.


El título de este poemario sugiere algunas claves sobre su contenido. La nictalopía consiste en la disminución acusada de la capacidad de visión de noche o con escasez de luz. La noche atraviesa los doce poemas de esta plaquette, pero se trata de una noche profunda, frente a la cual todos somos nictálopes. Y esta noche contiene toda la inmensidad del mundo latente en su oscuridad, todo el tiempo, todos los cuerpos. El poeta permanece en vela para escudriñar la noche y lo que en ella late, lo que bajo ella acontece:
lo que desespera languidez en una mueca irremediable
lo que se descubre en el poro lo insalvable de las formas a medianoche 
como una herencia maldita como una herencia irrenunciable que no sirve 
hay larvas de obsidiana en la carne que estremece
un reguero de sudor un residuo 
los cuerpos hundiéndose en las diagonales de los cuerpos
un trance desconocido por el humo un límite desleído por las yemas 
han estallado crisálidas en la horizontal del pliegue en lo perdido de la piel de láminas 
todo lo que hallan de oscuridad es un fuego exacto un laberinto inacabable en lo inmediato 
ese rápido chocar de huesos en la hermosura de tristeza
esa multitud de orgasmos que se llena en el hueco del vacío 
nos encontramos desnudos en los vértices de la memoria
nos encontramos descalzos en la huella de hilo del olvido

Esta edición consta como siempre de 75 ejemplares numerados y firmados por el autor, y la ilustración de portada ha sido realizada por María Saro. Hay ejemplares disponibles en la librería Gil y a través de la sección de pedidos.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Acerca de Alfonso Gálvez

Alfonso Gálvez nació en Madrid en 1979. Según sus propias palabras, lleva tiempo preguntándose cuestiones sobre distintas circunstancias poéticas. Ha publicado la circunstancia-poema en revistas como Cuadernos del Matemático o Atlas de Divagantes. Experimentó con el texto y diversidad de materiales con la circunstancia-plástica Manual de instrucciones (autoedición de tirada limitada, 2012). Ha investigado en las circunstancias-objetuales mediante la realización de diversos poemas-objeto. Resultó finalista en el I Certamen de Poesía Versos al Aire de la Fundación de Poesía José Hierro con la circunstancia-plaquette Los extraños (2015). Nictálopes (Sol y sombra, 2016) es su primera circunstancia-textual.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Reseña de Las hojas rojas en Caravansari

Como os decíamos, la segunda reseña publicada en el número 6 de la revista Caravansari corre a cargo de Ángel Zapata, y en ella el autor reflexiona sobre Las hojas rojas, de Julio Monteverde. Renovamos nuestro agradecimiento a Caravansari, y aprovechamos para felicitarles desde aquí por su magnífica publicación.

La visión en estado naciente


Ángel Zapata


Ligada en principio a la tradición de la poesía visionaria, lo que la escritura de Las hojas rojas da a ver se mantiene —sin embargo— a prudente distancia de las liturgias de lo oracular y la solemnidad de lo profético. Profundamente emotiva, no se desliza hacia lo sentimental. Atravesada de punta a punta por las corrientes de lo pasional, no cede en ningún momento a la tentación del lirismo. Todo ello hace que uno de los principales logros de esta obra de Julio Monteverde sea —precisamente— la seguridad y la justeza con las que acota su territorio.

No hay sin embargo, o por eso mismo, un núcleo, un centro desde el que irradien la pregnancia y la intensa fascinación de estos poemas. Como quería Zaratustra, el centro está en todas partes. La poesía no es aquí la propiedad de un sujeto que la origina y la funda, sino el efecto, más bien, de un descentramiento del lugar de la enunciación. Estamos, pues, ante un sujeto poético que habla no desde las certezas, siempre convencionales, de lo biográfico, ni tampoco (¡horror!) desde los resabios de un intimismo más o menos psicologizante, y ante un sujeto que rechaza —por la misma razón— los procedimientos y los comodines retóricos en que se apuntala la identidad dentro de la poesía de escuela, de cualquier escuela.

Lejos de todo ello, la palabra —en la concepción y el desarrollo de Las hojas rojas— atestigua un vaciamiento y una desnudez esenciales, vaciamiento y desnudez que sin embargo evaden la pendiente del silencio, y que se experimentan, al contrario, como condición para convocar el mundo. También por eso el mundo convocado en la operación poética no es al final el plexo de significaciones coaguladas, inertes, de las que se desprende como un efecto de estructura la consistencia del yo. Monteverde sabe que “yo es otro”, y de ahí que el territorio de experiencia que exploran Las hojas rojas sea un universo vivo, tumultuoso, matricial, un mundo en estado naciente, que comparece en el espacio del poema como un caleidoscopio profusamente móvil en el que cada configuración se ofrece como una posibilidad de sentido, o —lo que es lo mismo— como una tarea para la libertad.

Con Las hojas rojas, pues, el corazón mismo de la dimensión poética nos es restituido en todo su riesgo y su potencia de perturbación. No es una poesía para ser leída, sino experimentada. No aspira a la comunicación, sino al contacto. Su belleza convulsa, en fin, no solicita la admiración externa de un espectador, sino la cercanía y el temblor de una sensibilidad apasionada.

martes, 17 de mayo de 2016

Reseña de A pulso en Caravansari

La revista Caravansari acaba de incluir en su número 6 dos reseñas de sendos títulos de nuestra colección. La primera de ellas, escrita por Vicente Gutiérrez Escudero, se refiere al poemario A pulso, de Antonio Méndez Rubio.


El yo en los demás


Vicente Gutiérrez Escudero


En 1954 el surrealista Gherasim Luca realizó un experimento que podría calificarse como extraliterario: envió cartas a una dirección encontrada al azar. Los textos se publicaron en 2003 bajo el título Levée d’écrou. En ellos Luca se enfrenta al silencio de su destinatario: ironiza y reflexiona acerca de esa ausencia. En un sentido similar apuntaba Giorgio Agamben al afirmar, en un ensayo publicado en New Observations, que «el destinatario del poema no es una persona real sino una exigencia» para aseverar, más adelante: «no hay un lector de poesía». Entonces, ¿para quién se escribe?

En esa senda indagatoria podríamos ubicar A pulso, la nueva publicación de Antonio Méndez Rubio, editada en Sol y sombra. Lo constituyen doce poemas en prosa dedicados a amistades fallecidas, en los que se intuyen, como en los trozos de un espejo fragmentado, momentos vividos y extractos de conversaciones. No son diálogos, aunque en ocasiones hable el otro: «Así, a través de ti, no es posible ninguna separación. Así de claro, dices».

El poeta sostiene a pulso la evidencia de la pérdida, la ausencia materializada como realidad, oscilando entre lo que desaparece y la incertidumbre. De hecho, desconocemos la identidad de muchos de los «destinatarios»; tan sólo se indican cuatro de los nombres: Félix Grande, Dulce María González, Pedro Montealegre y Joaquín Herrera Flores. Pero el poemario va mucho más lejos: es todo un desafío a los esquemas clásicos de comunicación, en el que los límites entre emisor y receptor se difuminan. Estas rupturas y desbarajustes de los códigos lingüísticos habituales tienen un efecto sorpresivo y liberador en quién los lee, hasta el punto de hacerle dudar sobre quién está hablando tras el poema.

Además, Méndez Rubio nos muestra cómo, en un mundo tan individualista, la poesía puede, al vincularse a los otros, acceder a los resquicios más profundos del entramado social. Habría que volver a incidir, como hiciera Olvido García en el prólogo a Por más señas, en algo esencial para Antonio Méndez Rubio: «la relación de la poesía (…) con lo real». Y es que debajo de toda identidad siempre están los demás. El yo nos permite ser otros; ser todas esas posibilidades que bucean en uno. Dice Méndez Rubio: «No escribo, te leo los labios». Se activa así una grata subjetividad colectiva, configurando un extraño magma en el que están presentes el poeta y los que le rodean, a pesar de su ausencia.

sábado, 23 de enero de 2016

Reseñas de Julio

Las reacciones a Las hojas rojas de Julio Monteverde, último número de Sol y sombra, no se han hecho esperar: Juan de Dios García firma una reseña en La galla ciencia, y el blog Surrealismo Internacional se ha hecho eco de la publicación de esta nueva plaquette.

Gracias a ambas publicaciones por sus palabras.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Julio Monteverde: Las hojas rojas

Terminamos el año 2015 con la publicación de Las hojas rojas, de Julio Monteverde. Podríamos decir que este poemario refleja perfectamente la herida del otoño, que consiste en estar tocado de muerte por la conciencia de que toda la plenitud de ese estallido de colores lo es todo y a la vez no es más que lo que precede al desierto del invierno. Así, este poemario está atravesado por un sentimiento crepuscular, si se puede llamar así a un modo de estar en el mundo en el que se es consciente de que todo está abocado a la desaparición. Esta idea está presente en versos como
los días serán más oscuros te nombrarán
una celda de agua no podrá retenerme eternamente
o
de otoño irremediable y que ya está aquí para siempreel día será largo yo querría que este momentono se perdiera nunca bajo el peso de la luz
Y, sin embargo, la vida acude a la llamada de la vida, y el mundo deslumbra con su capacidad para nuestro maravillamiento, y el amor llega como siempre para Julio Monteverde como tabla de salvación desde la que sobrevivir, y proteger la ternura, y ver crecer juntos las bellas flores tristes:
tengo frío aquí y los años me aterran
mira lo que me ha pasado amor
es terrible y tengo miedo
la oscuridad no tardará en llegar por dentro
la muerte a caballo
si tú me has salvado es porque el tiempo es variable
cuando estamos los dos solos en el sonido de tu voz

La edición ha sido realizada en una tirada de 75 ejemplares numerados y firmados por el autor. La cubierta incluye un dibujo realizado por María Saro y basado en un poema-objeto realizado colectivamente durante una presentación y elegido por el autor debido a una serie de coincidencias azarosas. De momento se pueden encontrar ejemplares en la librería Gil y a través de la sección de pedidos.

Incluimos el tercer poema de Las hojas rojas para abrir boca:

lazos de amistad

el tiempo abre los caminos
tiene amplias galerías desiertas como playas
desde las que se divisa el continente
en mis sueños ellos siempre vuelven
una y otra vez condenados por crímenes antiguos
son cadáveres me hablan como si tuviera que salvarles
yo les pongo un cuenco en el suelo
y les dejo acercarse los codos en la mesa
aquella música vuelve a sonar ellos
golpean la ventana con su anillo
qué hice para que regresen en sus caballos
y me persigan por caminos de tierra
los vínculos eran de otro tiempo
estoy formado por su luz
aunque ya no tenga nada que decirles mis manos
van solas hacia ellos quieren volver a tocarlos
les sigo esperando y no quiero que regresen
el choque es demasiado hondo
pero en las calles a veces
les sigo buscando y estoy desnudo
porque el cadáver soy yo

sábado, 21 de noviembre de 2015

Acerca de Julio Monteverde

Julio Monteverde nació en Cartagena en 1973 y vive en Madrid. Ha publicado los libros de poemas La luz de los días (La Torre Magnética, 2002), y La llama bajo los escombros (Gens, 2009), así como las plaquettes Planetario (Las armas milagrosas, 2007) y Limo, contagio, Australia, trimestre (La Bella Cristalera, 2011). En 2013 publicó junto con Julián Lacalle el libro Casa de fieras, un experimento poético-visual, en la editorial Enclave de libros. Como ensayista ha publicado el trabajo De la materia del sueño (Pepitas de Calabaza, 2012). Ha realizado introducciones críticas a obras de Apollinaire, Oskar Panizza y Antonio de Hoyos y Vinent, entre otros. Entre los años 2000 y 2012 participó en las actividades del Grupo Surrealista de Madrid y en sus principales órganos de expresión, la revista Salamandra y el periódico El Rapto. Su último trabajo ha sido la traducción y edición de una antología de escritos políticos de Shelley publicados bajo el título de La necesidad del ateísmo y otros escritos de combate (Pepitas de Calabaza, 2015).

martes, 22 de septiembre de 2015

Entrevista a Ana Gorría en Manuscrt.CaO

La revista de manuscritos literarios e investigación Manuscrt.CaO incluyó en su número 14 una entrevista a Ana Gorría, autora de La soledad de las formas, el cuarto título de nuestra colección. Desde aquí le agradecemos su elogioso entusiasmo al mencionar a Sol y sombra.

La entrevista está disponible a través del siguiente enlace:
http://www.edobne.com/manuscrtcao/cuestionario-ana-gorria

martes, 18 de agosto de 2015

Noticias de Carmen Crespo

Queridos amigos, recientemente hemos recibido noticias de Carmen Crespo que nos gustaría compartir con todos vosotros.

Acaba de salir a la luz su nuevo poemario De música y otras pieles en la colección El levitador de la editorial Polibea. En este enlace podéis leer la reseña de Pedro Provencio sobre este libro.

También nos alegra saber que se han publicado recientemente sendas reseñas de Cuerpo o el corazón del mundo todavía. La primera de ellas, firmada por Amparo Arróspide, ha sido incluida en la revista La galla ciencia. La segunda reseña, de Eva Chinchilla, acaba de ser publicada en la revista Nayagua. Esperamos que las disfrutéis.

lunes, 27 de julio de 2015

Antonio Méndez Rubio: A pulso

Hay hechos que, casi sin quererlo, constituyen humildes pero bellos hitos en nuestras pequeñas historias personales y proyectos colectivos. Nos alegra anunciar que acabamos de publicar la décima plaquette de Sol y sombra: A pulso, de Antonio Méndez Rubio. Este poemario está escrito bajo el signo de la desaparición, puesto que en él se recogen recuerdos e imágenes —casi «diálogos» según el propio Antonio— que llenan el vacío aún palpitante que dejaron recientemente personas próximas al autor. Ante la presencia incontestable de la muerte, sólo cabe la palabra que testimonie la huella luminosa de ciertos momentos vividos en común. Así, se percibe que abordar este poemario ha requerido una presencia de espíritu para sobreponerse a la sombra de la ausencia y sostener a pulso la verdad del recuerdo mediante una escritura cuyo íntimo temblor es la mejor prueba de su autenticidad.


Como es habitual, esta plaquette consta de una tirada de 75 ejemplares numerados y firmados por el autor. La ilustración de cubierta está realizada por María Saro. Hay ejemplares disponibles en las librerías santanderinas Gil y La Vorágine, así como a través de la sección de pedidos.

Para terminar, aquí os presentamos a modo de muestra dos de los poemas de A pulso:

Tu tiempo, letra a letra, amenaza con una lengua oíble. La distancia a la voz es igual que la que va desde un día a otro. Con cada afirmación se mueve un párpado. Es posible esperar, hablar y salvar nada. Fuera de ritmo, de sí, la rabia se secuestra a sí misma. ¿Lo ve todo? Ninguna mariposa descansa en la nieve, ni se apoya justo encima de un libro. Sabe que te debe algo, aunque no sea momento. Una moneda al aire, un fragmento de cielo.

(Félix Grande)


Te creí. Te creo. Puedes ver lo difícil que es cuidar de una palabra. Puedes saberlo y no precisamente eso es gracias a mí. El corazón del fruto es más duro que el hecho de que haya árboles que, vistos de lejos, se puedan parecer entre sí sin pretenderlo. Ninguna tasa, ninguna tara se corresponde con la turbiedad de esperarnos de día, con esta fuerza blanca con forma de regalo donde no hay otro regalo que no pase por el clima de rozar tu silencio, de imaginarte entrar, por fi n sin mí, en un nuevo verano.

viernes, 10 de julio de 2015

Acerca de Antonio Méndez Rubio

Antonio Méndez Rubio, nacido en la provincia de Badajoz en 1967 y residente en Valencia, es poeta y ensayista. Sus poemarios del periodo 1995-2005 se reunieron en el volumen Todo en el aire (Editora Regional de Extremadura, 2008). Ha publicado además Para no ver el fondo (Ediciones Idea, 2007), ¿Ni en el cielo? (Editorial Azotes Caligráficos, 2008), Cuerpo a cuerpo (Baile del Sol, 2010), Extra (Biblioteca Nueva, 2010), Siempre y cuando (Abada Editores, 2011) y recientemente en España y México Va verdad (Vaso Roto, 2013). Premio Hiperión de Poesía (1995) y Premio Ojo Crítico de RNE (2005). Se han editado dos antologías parciales de su obra: Historia del daño (Selección poética 1990-2005) (Germanía, 2006) e Historia del cielo (Antología poética 2005-2011) (Amargord, 2012). En Argentina apareció Ultimátum: poemas 1991-2011 (Espacio Hudson, 2012). En 2015 aparece su segundo ciclo de poesía reunida bajo el título Nada y menos (Ediciones Liliputienses, 2015). Sobre poética y sociedad ha publicado Poesía y utopía (Episteme, 1999), Poesía sin mundo (Editora Regional de Extremadura, 2004), La destrucción de la forma (Biblioteca Nueva, 2008) y Ullanesca (Del Centro Editores, 2012). Finalmente, también ha escrito varios ensayos críticos, entre los que nos gustaría destacar La desaparición del exterior: Cultura, crisis y fascismo de baja intensidad (Eclipsados, 2012).

miércoles, 27 de mayo de 2015

Antonio Méndez Rubio firmará el décimo título de la colección

Nos alegra poder desvelar que Sol y sombra va a celebrar su décimo número con un autor excepcional: Antonio Méndez Rubio. Este prolífico y reconocido poeta y ensayista nació en Badajoz y vive en Valencia, donde trabaja como profesor de universidad. Si existe un elemento que atraviesa toda su actividad, éste nos parece su profundo compromiso crítico. En lo que respecta específicamente a la poesía, descubrimos en el fondo de su obra un empeño por decir lo verdadero lo que por supuesto implica la tarea nada obvia de tratar averiguar qué es, o si existe. Para hacerlo, Antonio lleva años realizando una admirable labor de depuración del lenguaje, que se concreta en una eliminación de elementos superfluos como por ejemplo cualquier rastro de afectación o de toda ornamentación vacua, en lo que en ocasiones se ha dado en llamar "poética de la sustracción".

Aquí os dejamos dos poemas de su libro Va verdad (Vaso Roto, 2013):

XXXI

Tal vez. Espera. Escucha
desvanecerse el tema, el miedo.
                                                   Hay
nieve de sobra para estar a solas, juntos,
otra vez. La tierra la sostiene
aunque sólo sea por eso. Nada
se confunde con la ausencia de nada.
Esa alianza, que dimos por perdida,
suena sorprendidamente
perfecta al acogerlo. ¿Lo entendemos?
¿Qué más se puede decir?
¿Se separan las nubes o buscan otras?
Quédate un momento cerca
por si es posible. Daría todo por
oírte oírlas.


XLII

Por debajo del cielo,
volando.
He visto unas cigüeñas
quedarse, flotar
sin saber cómo.

Llegan.

El mundo es lo único
inseguro. Nunca
es demasiado pronto.

domingo, 4 de enero de 2015

Algunas fotografías de ayer

Como ya anunciamos esta semana, ayer tuvo lugar la presentación de los títulos publicados durante el año 2014. El acto tuvo lugar como siempre en la Librería Gil de Santander, con muy buena acogida, en donde disfrutamos de la presencia y lectura de Carmen Crespo y de los poemas de Patricia Fernández y Eugenio Castro.

Desde aquí nuestro agradecimiento a todos los asistentes por acompañarnos en esta aventura.

Fotografía: Tito González

Fotografía: Jara Pascual

Fotografía: Jara Pascual

Fotografía: Jara Pascual

Fotografía: Tito González

martes, 30 de diciembre de 2014

Presentación de los poemarios de 2014 en la Librería Gil

El próximo sábado 3 de enero presentaremos las tres plaquettes de poesía publicadas por la editorial Sol y Sombra durante este año: Las insomnes de Eugenio Castro, El bioma de los muertos de Patricia Fernández, y Cuerpo o el corazón del mundo todavía de Carmen Crespo.

La cita tendrá lugar en la Librería Gil (Plaza de Pombo, Santander) a las 19.30 horas. Después de una breve introducción, el acto consistirá en una lectura poética en la que participarán las autoras Patricia Fernández y Carmen Crespo.

¡Os esperamos!

viernes, 26 de diciembre de 2014

Carmen Crespo: Cuerpo o el corazón del mundo todavía

Ya está en las librerías el noveno título de Sol y sombra: Cuerpo o el corazón del mundo todavía, de Carmen Crespo. Al leer este poemario resulta inevitable recordar las palabras de Olvido García Valdés, cuando sostiene que «un poema (...) es el lugar donde las palabras alcanzan a las cosas: en él late el hálito de lo que no estará, o de lo que estará cuando uno ya no esté. Reconocer y nombrar lo descarnado, pero no perecer». Y no sólo eso: en él también late el hálito de lo que estuvo y dejó de estar. En este poemario hay ruinas, ascuas, estallidos y herrumbre del pasado. Pero la autora, centinela de la memoria, está cerca «de los que oyen de los que creen de los que cosen», de todos aquellos que perviven y que alimentan todavía el corazón del mundo. Y Carmen Crespo habita esta plenitud abandonada para decir la «nostalgia de los cuerpos minúsculos», de los cuerpos evaporados.


Como en anteriores ocasiones, la edición de este poemario consta de 75 ejemplares firmados y numerados por la autora. La plaquette incluye un dibujo de cubierta realizado por María Saro. El poemario se encuentra disponible en la librería Gil y en La Vorágine, ubicadas en Santander. Próximamente os avisaremos si está disponible en más librerías.

A continuación incluimos un poema de Cuerpo o el corazón del mundo todavía:

aquí no había una casa quemada
solo una ráfaga pegajosa como el perfil de las aves

remando hacia la otra orilla
pétalos gramolas puños sobre los manteles

semejantes al zumbido de los pecios
en qué se convirtió su vendaval

su resaca de espuma
su ferocidad sobre los guijarros

repas à toute heure

y las voces de los niños
espesando la liturgia de las vértebras

entre la herrumbre coagulada por la brisa
ella sola se lleva la luz

es el ladrido de la sal
es la nostalgia de los cuerpos minúsculos

donde caemos como visillos rendidos
como truenos espetados en los zaguanes

pero solo nosotros de centinela
donde se oyen caballos que no son

domingo, 21 de diciembre de 2014

Acerca de Carmen Crespo

Carmen Crespo nació en Cáceres en 1962, y actualmente reside en Madrid. Ha participado en la antología de la XXV selección de Voces Nuevas (Editorial Torremozas, 2012), en las antologías publicadas por la organización del Día Internacional de la poesía en Segovia los años 2012 y 2014, y en la antología Poemáticas naturales (Ediciones Entricíclopes, 2013). Forma parte también de las plaquettes colectivas No sé, Kérkira y Travelling de la colección Libros Mínimos. Es autora del poemario Tal vez huésped (Devenir, 2014), que mereció el premio de poesía Bal Hotel en 2013 convocado por la Asociación de Escritores Noveles de Gijón. En noviembre de 2014 acaba de publicar la plaquette de poemas Puro hueco, consistente en una serie firmada y numerada cuya realización e ilustración fue llevada a cabo por el artista Manuel Ayllón. Asimismo colabora en la revista digital de poesía conVersos, de la que forma parte de su consejo de redacción.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Carmen Crespo será la próxima autora de Sol y sombra

Por fin podemos anunciaros que Carmen Crespo será la última autora de Sol y sombra de este año 2014. Esta autora, cacereña aunque afincada en Madrid, viene llevando a cabo una intensa actividad poética en los últimos años, habiendo sido incluida en varias antologías y publicaciones colectivas e individuales diversas. Además, acaba de publicar la plaquette Puro hueco, en la que sus poemas se encuentran acompañados por los grabados del artista Manuel Ayllón, quien realizó la edición de esta publicación firmada y numerada de tirada reducida. Sobre su poesía, cuya profundidad y poder evocador nos ha cautivado, Covi Sánchez ha afirmado que transmite la «angustiosa experiencia del ser que lleva inevitablemente a la experiencia de la nada».

A continuación os ofrecemos dos poemas de Carmen Crespo:

En el corazón oxidado de la manzana
el mirlo espolea la carne.


Y no hay piel
ni lecho de semillas


sólo inmáculas formas




del cuerpo que lo fracturó.

(Tal vez huésped, Editorial Devenir, 2014)

*

Cruzo la plaza bajo
el peso del sol. Atrás los pinos.



Y mi sombra creciendo
como en otro paisaje.

(Revista conVersos nº 9, 2013)